La primera novela de la triología marsellesa, Total Khéops, tiene su germen cuando Jean Claude Izzo, trabajando como adjunto de prensa de la revista Gulliver, le entregó a uno de sus directores, Michel Le Bris, una historia. Por aquel entonces, preparaban el número 12 y en el que saldrían publicadas unas novelas cortas para mostrar la diversidad de las literaturas mediterráneas. Izzo había escrito una historia de una veintena de páginas en una sola noche. La había titulado Marseille pour finir, una venganza implacable que se desarrollaba en el barrio más antiguo de Marsella, Le Panier.

Cuando se la entregó a Michel Le Bris, le murmuró «Si juzgas que el texto no es bueno, tíralo a la papelera». Después de leerlo, Le Bris en lugar de tirarlo, lo envió por fax a Patrick Raynal, uno de sus amigos y editor de la «Série Noire» de Gallimard y le llamó por teléfono: «Lee esto. Si no le haces firmar ahora mismo un contrato para la Série Noire, no te hablo más». Raynal lo leyó, pero no vio una historia, sino el argumento de una novela policíaca. A las dos semanas, se presentó en Saint-Malo donde vivía Jean-Claude Izzo. Raynal le ofreció un contrato y un adelanto a cambio de que Izzo le entregara una novela antes de febrero de 1995. La fecha era inamovible porque ese año, con ocasión del quincuagésimo aniversario de la colección de Marcel Duhamel, publicarían escritores contemporáneos que se ajustaban a su línea editorial.

Jean-Claude Izzo tenía escrito el primer capítulo (Marseille pour finir) Sin embargo, al situar la trama en Marsella, le asaltaron las dudas sobre si lo que iba a denunciar seguía tal y como él lo había vivido hacía casi una década. Jean-Claude Izzo había abandonado Marsella en 1987, yéndose a trabajar, a sus cuarenta y dos años como redactor jefe de la revista «Viva», a París. Este cambio de ciudad, representó para Izzo cerrar dos capítulos de su vida: romper con Milène, la que había sido su pareja durante más de veinte años y romper con Marsella. Jean-Claude Izzo estaba decepcionado y enfadado con la Marsella que él había conocido. Aumentaba la violencia y el racismo. No entendía la actitud del que había sido su partido, el comunista, ni su electorado. Una parte se había ido al partido socialista y otra votaba cada vez más al «Frente Nacional» de Jean-Marie Le Pen. Lo peor, muchos con los que él había combatido por sus ideas de izquierda se habían resignado o no se atrevían a alzar la voz. Así, si James Joyce desde Trieste recurría a sus amigos para reconfirmar con ellos los detalles del Dublín que plasmaría en Ulises, Jean-Claude Izzo, instalado en Saint-Malo en casa de otra de las mujeres de su vida, Laurance Rio, recurrirá a su hijo Sébastien. Sébastien recorrerá Marsella y le dará a su padre los detalles de las gentes, los lugares… que posteriormente aparecerán en Total Khéops.

El título de Total Khéops está tomado de la canción de rap del grupo de rap marsellés IAM. Esa canción que presenta una ciudad sumida en el caos y la violencia, Jean-Claude Izzo veía representada en ella su amada Marsella.

En 1995, en el plazo acordado, Izzo entregó el manuscrito. Aunque su pareja, Laurence, estaba convencida de que sería un éxito, Izzo aguardó angustiado el veredicto de Raynal. El editor no tardó en manifestarle que se había quedado impresionado con el retrato de Marsella y le sugirió unas pequeñas correcciones. En mayo Total Khéops llegó a las librerías y a primeros de 1996, se lanzó una reedición. El éxito es tal que Gallimard le pide a Jean-Claude Izzo que le entregue otra novela protagonizada por Fabio Montale antes de que acabe el año. Esa novela llevará por título ChourmoSoleá completará en 1998 la trilogía que pasará a la historia de la literatura de género negro.

Fuentes

Jean-Claude Izzo de Jean-Marc Matalon – Éditions du Rocher (2020)

Dictionnaire amoreux du polar de Pierre Lemaitre – Plon (2020)

https://www.etonnants-voyageurs.com/Jean-Claude-Izzo-par-Michel-Le-Bris.html

Loading

Suscríbete a Inmisericordes
Si quieres estar al día de mis publicaciones, no tienes más que suscribirte
Tu dirección de correo electrónico no será cedida o vendida a terceros*. No SPAM

Otras entradas

«Senda tenebrosa» («Dark Passage») – David Goodis (1946)

    Esta segunda novela de David Goodis, que inicialmente fue publicada por entregas en el “The Saturday Evening Post”, es todo un clásico del género negro.      El argumento de “Senda tenebrosa” lo tenemos magistralmente presentado en la primera página.  En unas líneas escasas seremos testigos de la tragedia

Leer más »

«Roseanna» – Maj Sjöwall y Per Wahlöö (1965)

Maj Sjöwall y Per Wahlöö están considerados como los padres de la novela negra nórdica. Se conocieron trabajando como periodistas y traductores en Estocolmo. Sjöwall tenía veintisiete años y dos divorcios y Wahlöö tenía treintaséis años y un matrimonio. Compartían ideales políticos marxistas y su amor por las novelas de

Leer más »

Petros Márkaris – Vida y novela negra decente

 Petros Márkaris, el creador del teniente Kostas Jaritos, comenzó su carrera literaria con una obra de teatro “Historia de Ali Retzos” en 1965. Por aquél entonces, pese al éxito de la representación durante la Dictadura de los Coronoles, no tenía ciudadanía griega porque era de la minoría armenia. Ironías de

Leer más »
Confirmado: La página tiene cookies. Si continúa la navegación, acepta su uso    Ver Política de cookies
Privacidad