Jean-Claude Izzo escribió entre 1995 y 1998 su trilogía marsellesa («Total Khéops», «Chourmo» y «Solea»). Estas obras marcarán un hito en el género negro. En ellas habrá dos protagonistas: Marsella y Fabio Montale, ese inspector de policía que abandonará el cuerpo, pero nunca su ciudad. ¿Qué hay de Jean-Claude Izzo, ese periodista, activista cultural, militante comunista en Fabio Montale?

Empecemos por «Total Khéops»: Fabio Montale decide separarse de sus amigos de toda la vida, Manu y Ugo, e irse con el ejército a Yibuti. Montale no dará más detalles de su experiencia en el cuerno de África, solo sabremos que esa decisión hará que se convierta en policía. Jean-Claude Izzo, fue militante pacificista del grupo católico «Pax Christi», que curiosamente recomendaba a sus miembros cumplir con el servicio militar. Obediente, Izzo no se declaró objetor y lo destinaron en Yibuti. De este periodo el autor apenas hablará. Sí se sabe por otros testimonios que las condiciones de los soldados eran deplorables: marchas interminables en el desierto, castigos severos a los que se oponían a órdenes absurdas o no mantenían el paso. En ocasiones el castigo podía consistir en abandonar al soldado durante una noche en un cráter de lava solidificada con serpientes y escorpiones. Durante un mes, Izzo, junto con otros compañeros, se negarán a comer en solidaridad con esos soldados y se negarán a realizar ejercicios y tareas militares. Cuando Jean-Claude Izzo vuelva a Marsella, habrá perdido quince kilos y sus amigos de Pax Christi le apodarán «Ghandi». Ese mismo espíritu de rebeldía y crítica se percibirá en el narrador de las novelas.

Fabio Montale es hijo de inmigrantes italianos. El padre de Jean-Claude Izzo, Gennaro Izzo era un italiano que emigró a Francia en busca de un futuro mejor. La madre de Jean-Claude Izzo, Isabelle Navarro, nacida en Francia era hija a su vez de una pareja de murcianos que encontraron trabajo en el puerto de Marsella.

Fabio Montale ama la poesía como Jean-Claude Izzo. De hecho, los primeros escritos del novelista fueron poemas. Como curiosidad, cuando Jean-Claude Izzo es nombrado responsable de la sección comunista del quinto distrito de Marsella y ha de presentar su primer informe político, en lugar de lanzar las habituales proclamas con el vocabulario marxista, declamó sus versos rebeldes. Imagínense la reacción de sorpresa de los militantes presentes.

Fabio Montale ama la música jazz, Paco de Lucía, Paolo Conte… Exactamente los mismos gustos musicales que Jean-Claude Izzo. En su papel de organizador de festivales, él fue el responsable de que Paco Lucía diera su primer concierto en Francia. Fue en Martigues y estuvo a punto de ser un fracaso. La víspera del concierto solo habían vendido un cuarto del aforo. Sin embargo, se corrió la voz y la misma tarde del concierto, se presentaron caravanas de comunidades gitanas que cruzaron Francia y España para poder oír al «príncipe de Algeciras».

Fabio Montale es incapaz de tener una pareja estable. Jean-Claude Izzo llegó a mantener tres relaciones a la vez durante casi cuatro años, sin que las mujeres sospecharan nada.

Para terminar, señalo algunas diferencias: por ejemplo, Fabio Montale ama salir en su embarcación para aislarse del mundo, pensar con calma… Jean-Claude Izzo, al contrario, padecía de mal de mar. Otra, cuando Jean-Claude Izzo comenzó la trilogía hacía casi una década que no vivía en Marsella, pero esta historia la dejo para otro día… 

Fuente: «Jean-Claude Izzo» de Jean-Marc Matalon, Éditions du Rocher (2020)

Loading

Suscríbete a Inmisericordes
Si quieres estar al día de mis publicaciones, no tienes más que suscribirte
Tu dirección de correo electrónico no será cedida o vendida a terceros*. No SPAM

Otras entradas

«Tres funerales para Eladio Monroy» -Alexis Ravelo (2018)

Con Tres funerales para Eladio Monroy Alexis Ravelo comenzó la serie literaria que tiene como protagonista a un tipo «alto, corpulento, con la cabeza rasurada, una letra K tatuada en el antebrazo izquierdo y un chirlo en la mejilla derecha». Su rutina diaria comienza en el bar Casablanca, donde lee el

Leer más »

«Pasado perfecto» – Leonardo Padura (1991)

Durante la investigación, apoyado por el sargento Manolo, se irán alternando los recuerdos de cuanto vivió en su época de estudiantes, junto a su amigo «El Flaco», con los testimonios de cada una de las personas que trabajaron o se encontraron con Rafael Morín en las fechas previas a su

Leer más »
Confirmado: La página tiene cookies. Si continúa la navegación, acepta su uso    Ver Política de cookies
Privacidad