Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp
Telegram

A mediados de los años ochenta, Frédérique Audoin-Rouzeau trabajaba como investigadora en el Centro Nacional para la Investigación Científica. Destinada en Nièvre en una excavación arqueológica, un tanto aburrida, encontró en la escritura una forma de divertirse «una manera de respirar un poco». Una amiga lo leyó y le aconsejó enviar su manuscrito, «Los juegos del amor y de la muerte» al «Premio a la primera novela del Festival de Cognac» en 1986. Frédérique Audoin-Rouzeau siguió su consejo y participó. Semanas después recibió la buena y la mala noticia.

     La buena noticia: había ganado.  Esto significaba que obtendría la publicación de su novela en la colección «Le Masque». La mala noticia: se tenía que olvidar de conseguir su plaza en el Centro Nacional para la Investigación Científica. Por aquel entonces, era imposible que la contrataran  y publicar una novela policíaca. O una cosa o la otra.

     Frédérique Audoin-Rouzeau solicitó a su «hermana gemela, que pintaba con el pseudónimo de Jo Vargas, en homenaje a «La condesa descalza» (Ava Gadner interpretaba a la actriz y bailarina María Vargas) si yo también podía firmar Vargas, por una vez por este libro único». ¿Quién le iba a decir que finalmente dejaría su carrera de investigadora y que sería más conocida por su pseudónimo, Fred Vargas? 


Fuentes

https://www.lemonde.fr/livres/article/2011/07/07/fred-vargas-je-pars-souvent-d-une-image_1545800_3260.html

https://coucoulola.com/2018/07/02/le-personnage-lo-que-no-sabias-de-fred-vargas

https://blogs.20minutos.es/diariodelibrera/2018/04/16/por-que-libro-empiezo-a-leer-a-fred-vargas-la-reina-de-la-novela-negra-gala

 1,090 Impactos

Otras entradas

Dashiell Hammett: Tres dedicatorias, tres amores

Después de tres años en la agencia Pinkerton, Hammett se alistó en el ejército. En verano de 1918 fue destinado a la compañía de ambulancias, donde no llegó a cumplir un año en el puesto. Seguramente fue contagiado de gripe por alguno de los soldados que transportaba a diario. La

Leer más »

«Entre trago y trago» – Julián Ibáñez (2001)

Hablar de Julián Ibáñez es hablar de uno de los padres de la novela negra española y hablar de Bellón. En su primera novela, «Entre trago y trago», Bellón es el encargado del club de alterne «El Ero´s», «por dos billetes y el quince por ciento de comisión», a trece

Leer más »

2 comentarios en “¿Sabías por qué Frédérique Audoin-Rouzeau firma como Fred Vargas?”

Los comentarios están cerrados.

Confirmado: La página tiene cookies. Si continúa la navegación, acepta su uso    Ver Política de cookies
Privacidad