Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

En 1930, Simenon presentó el primer caso del comisario Maigret: «Pietr, el letón» a su editor, Arthème Fayard. Era la plasmación de su propuesta a Fayard de crear una nueva colección de novelas policíacas y aparcar sus «novelas populares». El editor la leyó y la rechazó ¿Cómo iba a funcionar un comisario que fumaba en pipa, casado, sin aventuras, ni grandes enigmas y ni siquiera una intriga amorosa? Eso no se podía publicar. Fayard continuó pidiendo a Simenon que le escribiera «novelillas» de pasión, aventuras…

Sin embargo, en 1931, Simenon decidió plantarse y convenció a Fayard de seguir adelante con Maigret ¿Cómo lo consiguió? Le propuso hacer un lanzamiento espectacular. La noche del 20 al 21 febrero de 1931 convocarían a la prensa y los famosos de los artes escénicas a un «baile antropométrico». Sería en un club nocturno de Montparnasse donde harían la presentación de las dos primeras novelas del comisario Maigret. El local, en Rue Vavin 22, cerca de los Jardines de Luxemburgo, había sido decorado con imágenes de cuerpos sangrientos y grilletes y todos los invitados se disfrazarían de gansters y prostitutas. Un éxito rotundo. Acudieron más de mil personas y Simenon se pasó casi toda la velada firmando libros. Además, al día siguiente todos los medios de comunicación hablaban del evento en sus columnas. Mejor publicidad, imposible. Maigret se comenzó a vender muy bien. De acuerdo con Lacassin «fue el acontecimiento parisino más mediatizado de antes de la guerra».

Una última curiosidad, a sugerencia de Simenon, la portada de las novelas, no fueron con la ilustración a color habitual, sino con una fotografía en blanco en negro realizada por fotógrafos talentosos. Uno de ellos sería el mismo fotógrafo que saltaría a la fama cuando la revista Life publicó en 1950 su instantánea: «El beso». Efectivamente, Robert Doisneau.

 

Fuentes

 

 91 Impactos

Otras entradas

Giorgio Scerbanenco: El padre de la novela negra italiana

En Italia todos los primeros de diciembre se concede el premio anual más prestigioso de novela negra  (en italiano “giallo”, por el color amarillo de las primeras portadas que imprimió Mondadori) Este premio lleva el nombre del escritor “Scerbanenco”. El padre de la novela negra italiana ¿Quién fue? ¿Qué hizo Scerbanenco

Leer más »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Vicente González Nieto.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Confirmado: La página tiene cookies. Si continúa la navegación, acepta su uso    Ver Política de cookies
Privacidad