Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

En muchas entrevistas, Fred Vargas ha revelado que comenzó a escribir cuando renunció a tocar el acordeón (unos años antes Mankell había hecho lo propio con el violín)  Se decantó por la novela policíaca con sus crímenes y misterios. ¿Por qué? Por una analogía: “Si el acordeón es el malo de la orquesta, la novela policíaca es la mala de la literatura”.

Sin embargo, Fred Vargas no abandonó la música. Al contrario, considerará cada novela que escribe como una gran orquesta. No puede haber notas falsas que arruinen toda la historia. Por ello, reescribirá durante seis meses el borrador que compone del tirón en veintiún días, el tiempo que tardó en escribir su primera novela (ver la entrada “¿Sabías por qué Frédérique Audoin-Rouzeau firma como Fred Vargas?”) Un aspecto esencial en sus novelas será el lenguaje. Las palabras, las pausas, las entonaciones… definirán a sus personajes y creará un todo coherente en sus historias.

Como curiosidad, para Fred Vargas cada personaje es un instrumento: “Cuando busco el sonido de Adamsberg, pienso en un violonchelo, y por Danglard, más bien un piano virtuoso, del tipo Liszt…” No hay más que leer sus diálogos o sus descripciones en voz alta para apreciar esa musicalidad (no de acordeón, afortunadamente)

Fuentes:

https://www.lexpress.fr/culture/livre/les-chemins-de-traverse-de-fred-vargas_1906489.html

https://www.elmundo.es/cultura/2013/10/26/526be4fc0ab740fa2d8b4578.html

https://madame.lefigaro.fr/celebrites/fred-vargas-jecris-des-romans-policiers-parce-que-jai-renonce-a-laccordeon-270717-133436

Otras entradas

Montalbano nació de una apuesta doble (o triple)

Camilleri desafió con su comisario Montalbano a dos grandes escritores de la literatura italiana: Italo Calvino y Leornado Sciascia. En 1966, Calvino remitía una carta a Sciascia en la que comentaba la novela que este último acababa de publicar (“A cada uno lo suyo”) En ella sostenía que era imposible

Leer más »

“Entre trago y trago” – Julián Ibáñez (2001)

Hablar de Julián Ibáñez es hablar de uno de los padres de la novela negra española y hablar de Bellón. En su primera novela, «Entre trago y trago», Bellón es el encargado del club de alterne «El Ero´s», «por dos billetes y el quince por ciento de comisión», a trece

Leer más »

“A quemarropa” – La época clásica de la novela negra y policíaca (“Trets per totes bandes”) – Álex Martín, Jordi Canal (2019)

Este libro es un ensayo que profundiza sobre el concepto de novela negra y policíaca, sus orígenes y diferentes escuelas y subgéneros: la novela enigma (“whodunit”), las variantes de Sherlock Holmes como el detective de sillón (príncipe Zalenski, Nero Wolfe, Isidro Parodi…) o el malo malísimo como protagonista (Fantômas) o

Leer más »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Vicente González Nieto.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Vicente González Nieto.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Confirmado: La página tiene cookies. Si continúa la navegación, acepta su uso    Ver Política de cookies
Privacidad